09 febrero, 2007

el drac llora

Recuerdo perfectamente la primera vez que entré en el Parc Güell el verano del 2003 y me encontré cara a cara con aquel dragón que tantas veces había visto en fotografía, tenía uno de los símbolos de Barcelona a escasos centrímetros de mí. Sentí ese característico subidón de adrenalina, eché mano a mi cámara e inmortalicé aquella figura emblemática del genio Gaudí.

Hasta hoy no había visto la imagen del drac dañado, el sentimiento de pesar ha sido instantáneo. El drac llora por sus heridas, Barcelona llora por el drac.

2 comentarios:

Tinez dijo...

A esos personajes, prefiero no poner insultos en Internet, habría que rayarles sus flamantes scotters a ver que les parecía.

Me encantaría saber que se le pasa por la cabeza a uno de estos energumenos para destrozar una obra de arte.

¿Irán al Padro a rajar con una navaja "Las Meninas"?

Parasite dijo...

Continuando con el comentario de Tinez, el otro día me decían que los cuadros que se exponen en el Prado son falsos y que los originales están guardados (pensaba eso la persona que me lo dijo). Que triste es pensar que pueda ser cierto, pero la verdad es que, con noticias como estas, uno no sabe si incluso sería la mejor opción. Esta mañana mientras caminaba estaba recordando ejemplos que a mi me partía el corazón haber visto: este suceso, cuando una pedrada rompio la vidriera de la catedral de León, las pintadas que hacen en el acueducto o las pintadas que ví en las torres mudejares de Teruel. Lo paradojico de todo es que estos monumentos que he citado, son patrimonio de la humanidad. Si la humanidad trata así su patrimonio, que podemos esperar del resto de cosas. Que pena!

pd.- al ver esta entrada busqué la noticia y, el tipejo este estaba ya en libertad, pero con cargos! eso sí! que ganamos con esto?